VICENTE FERRER, el Santo valenciano

          Vicente Ferrer nació en Valencia el  23 de enero de 1350 en el seno de una familia acomodada. Fue dominico, taumaturgo, predicador, lógico y filósofo. Murió en Vannes, en Bretaña (Francia) en 1419 a la edad de 69 años. Sus biógrafos le describen como “ de cuerpo mediano pero muy blanco, con una  mirada penetrante. Tenía poco pelo, era casi calvo (…). En el púlpito tenía la voz corpulenta, sonora y clara que conservó hasta su cansada ancianidad…” Viajó por numerosos países europeos donde continúan venerándole. En sus viajes llevaba un báculo de madera en cuya parte superior había una Cruz que “ el Santo miraba con frecuencia” . Siempre viajaba a pie, hasta que una gran llaga en la pierna le obligó a servirse de un asno que utilizó para sus desplazamientos los últimos doce años de su vida.                                                                                               

Desde su canonización en 1455 por el Papa Calixto III – quien dijo que había creído en su pontificado desde que Vicente Ferrer se lo había prometido – fue declarado Santo Patrón de la ciudad de Valencia y del Reino de Valencia, y siéndolo también hoy de toda la Comunidad Valenciana.  En su Proceso de su Canonización constaron 860 prodigios como obrados por el Predicador Dominico en vida y después de morir, que comprobaron los Jueces del Proceso. Muchos testigos declararon en el Proceso que, hablando Vicente Ferrer en valenciano, ellos le entendían perfectamente en su lengua nativa, por lo que se consideró que poseía el “Don de lenguas”. Según la leyenda popular, Vicente Ferrer logró varios de sus milagros alzando su dedo índice, de ahí que se le conoce de manera entrañable como “Sant Vicent del didet” . Tanto es así que, iconográficamente, se le ha representado de pie (él siempre predicaba e pie) y con el índice levantado y un par de alas a su espalda como “Angel del Apocalipsis” ya que en sus sermones solía tocar el tema del Juicio Final o la llegada del Anticristo.    

       

                                                            Este año 2020 celebraremos su festividad el próximo lunes 20 de abril. De no ser por la situación tan difícil que estamos viviendo, en numerosas localidades de nuestro territorio valenciano lo celebraríamos como siempre, con grandes procesiones donde participan casi todos los habitantes del lugar – como en San Vicente del Raspeig * en cuyo fin de semana anterior al lunes de San Vicente, se celebran sus famosos “Moros y Cristianos”, fiestas que terminan con una larguísima procesión donde salen TODOS los sanvicenteros, festeros y no festeros – o como en Valencia donde se montan los “altares” donde los niños representan escenas de su vida y milagros.

Vicente Ferrer participó activamente en los acontecimientos más importantes de su tiempo, como por ejemplo El Compromiso de Caspe en el que fue elegido como rey de Aragón Fernando de Antequera , o sus esfuerzos y trabajos por solucionar el Cisma de Occidente ,o intervenir en sentencias entre religiosos, o como profesor de teología en la Catedral de Valencia entre 1385 y 1390. También se le atribuye a él la fundación en Valencia del primer orfanato del mundo registrado en la historia europea y que aún sigue funcionando.

Pero tiene una visión que le hace cambiar el rumbo de su vida y comienza así la actividad por la que es más conocido: la predicación, recorriendo los caminos de Europa occidental a pie. En Alicante, predicó en el lugar que ocupa San Nicolás. Y, según el historiador José Montesinos, en el año 1411, San Vicente Ferrer predicó en la partida del Raspeig en una ermita dedicada a San Ponce, dando así el nombre al municipio que se creó en esas tierras y que hoy conocemos como San Vicente del Raspeig.

*** “Por primera vez en la Historia, San Vicente del Raspeig celebra un Jubileo, concedido con motivo de la conmemoración del VI centenario de la muerte de San Vicente Ferrer (Valencia, 23 enero 1350-Vannes, 5 abril 1419), desde el 5 de abril de este año y hasta el 5 de mayo de 2019. En estas tierras del Raspeig sitúa la tradición que predicó el dominico valenciano hacia finales de 1410 o principios de 1411, en su camino desde Xixona a Orihuela, en la entonces ermita dedicada a Sant Pons. 

La ermita del Raspeig ya celebraba solemnemente la festividad de San Vicente Ferrer en 1640, tal como recoge Vicente Bendicho, en su Crónica de Alicante, de dicho año. Según Vicente Millán, el protocolo de la procesión ya estaba perfectamente diseñado en 1711, con un suntuoso ceremonial. Por tanto, por ahora, es la fecha más antigua que se conoce sobre la celebración de una procesión en tierras del Raspeig con una imagen del santo, posiblemente con un lienzo ya que en las visitas pastorales de los obispos de 1733 y 1761 se cita la existencia de un estandarte; no obstante, en el Libro de Cabildos del Ayuntamiento de Alicante (1737) se alude a una imagen del santo en el nicho del altar mayor. 

La construcción del actual templo parroquial concluye en 1803. Desde entonces, y hasta hoy, la parroquia ha tenido una talla grande de San Vicente Ferrer (1806-1936) que por su gran tamaño, alrededor de 1’80 metros, era conocida popularmente como “San Vicente el grande”; otra de pequeñas dimensiones (“el San Vicente pequeño” que debía ser del siglo XVII o XVII y procesionaba en años de sequía) que se cita en el inventario de la parroquia de 1817, y la actual (desde 1940), de 3’10 metros. Las dos tallas grandes ocupaban la parte central del altar mayor del templo mientras que la pequeña estaba en un altar lateral de la capilla de la comunión.

Además de estas imágenes del santo en el templo parroquial, en los últimos años también hay otras, de carácter particular, con uso en diversas celebraciones festivas, como es el caso de la talla pequeña propiedad de Carmen Guijarro Pastor o la reproducción a escala de la antigua imagen, la de 1806, de la Comparsa Contrabandistas, además de otras pinturas o reproducciones por parte de las entidades festeras locales.”

Texto de José Manuel Díez Fuentes en “Opinión” de Costa Comunicaciones,15 marzo 2018

¡¡¡FELICIDADES A LOS VICENTES Y VICENTAS!!

Dejar un comentario

Privacy Preferences
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.