PESTIÑOS DE TUTITA

La Semana Santa se acerca, y, aunque estemos todos en casa – o precisamente por eso – sin poder disfrutar de nuestras procesiones, no debemos dejar de preparar las fiestas como ¡Dios manda! Por eso , te dejo unas recetas típicas de las fechas por si quieres inspirarte y disfrutar con alguna de ellas. Empezaré con una receta que siempre hacía mi abuela Tutita por Navidad y Semana Santa, como buena marchenera que era : los Pestiños de Tutita . He de hacer hincapié en que es la receta de Tutita y puede ser diferente a otra que tengas o encuentres.

Ingredientes : como para unas 10 personas

  • Aceite de girasol para la masa 70 ml ( aunque soy partidaria del aceite de oliva , lo uso todos los días y tú lo puedes utilizar perfectamente en esta receta, a mi abuela le resultaba un poco fuerte para los postres y prefería usar un aceite “blanco”como el de girasol )
  • Cáscara de limón para aromatizar el aceite
  • Miel para bañarlos
  • Semillas de anís o matalahúva al gusto
  • Ajonjolí
  • 250 gr de harina de trigo ( para celíacos , se puede sustituir por harina de arroz, aunque las cantidades hay que adaptarlas a la gordura de la harina . A mi personalmente, me gusta más harina de arroz que maizena o el preparado que venden sin glúten ).
  • 70 ml de Vino blanco ( si dudas en elegir entre el vino seco o dulce, preferible el dulce)
  • Aceite de girasol en abundancia para freír los pestiños ( el uso del aceite de girasol es por la misma razón de antes ).

Elaboración :

En un mortero de los de toda la vida ponemos los anises y/o la matalahúva y los vamos aplastando con golpecitos del mazo de madera para romperlos y así sacar todo su aroma ( no vale triturarlos en la máquina pues no se trata de convertirlos en polvo, sino sólo romperlos y aplastarlos ) y se reservan.

Ponemos el aceite a calentar en una sartén con un trozo de cáscara de limón para aromatizarlo. Una vez que se ha dorado ésta y el aceite esté bien caliente se retira la cáscara y se añade la matalahúva o los anises. Apagamos el fuego y dejamos que el aceite se enfríe a temperatura ambiente.

En un cuenco grande se pone la harina y se mezcla con el aceite ya frío y con el vino blanco. Se mezcla bien hasta obtener una masa fina que no se te pegue a los dedos ( si como yo amasas con las manos) o a la cuchara o recipiente donde lo estés amasando. Se hace una bola con esa masa y se deja reposar un tiempo, como media hora, cubierta por un paño limpio.

Transcurrido este tiempo, se retira el paño y se va cogiendo masa con una cuchara , se pone el contenido de la cuchara entre las manos y se va frotando hasta hacer un “churrito” de unos 5 cm de largo y un grosor de medio centímetro, se va aplanando bien con los dedos y se “retuerce”la masa por el centro como si le diésemos media vuelta de tuerca.

Mientras reposan unos minutos, pon el ajonjolí en en una sartén a fuego lento y sin aceite y tuéstalos un poco ¡OJO! sin quemarlos, y sepáralos. También pon la miel al baño María y que quede bien líquida. Separa una cantidad de esa miel y mézclala con unas cucharadas de agua tibia para licuarla un poco.

Calienta abundante aceite en una sartén ( vuelve a ponerle una cáscara de limón para aromatizar) y fríe los pestiños a fuego lento, dándoles la vuelta para que se doren por igual. Cuando estén fritos, quítales el aceite sobrante escurriéndolos en un papel de cocina y pásalos por esa mezcla de miel con agua , y los vas poniendo en una fuente. Espolvorea por encima unos pocos granos de ajonjolí y ¡LISTOS!

¡Que los dirfrutes!

Comentarios (5)

Gracias!!!, me gustan muchísimo y los voy a hacer.

Que receta más guay. Grasias..

Se ve delicioso el postre!, gracias por tus consejos para animar la semana santa y compartir en familia.

Una excelente idea.Mañana manos a la masa y nunca mejor dicho

Que buena pinta tienen.
Probaremos a ver cómo saben.
Muchas gracias.

Dejar un comentario

Privacy Preferences
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.