Los humedales

Ramsar – Irán

La Convención Ramsar toma su nombre de la ciudad de Irán a orillas del mar Caspio donde se firmó el 2 de febrero de 1971 entrando en vigor en diciembre de 1975. Dicha Convención es de gran importancia pues trata de los humedales más importantes del mundo, especialmente vistos como hábitat de aves acuáticas. Su principal objetivo es “la conservación y el uso racional de los humedales mediante acciones locales, regionales y nacionales y, gracias a la cooperación internacional, como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo”.

Pero entonces, ¿Qué es un humedal? ¿Se llama humedal porque en ese terreno debe haber agua?

Según la Convención Ramsar, el humedal es “una zona de tierra, generalmente plana, cuya superficie se inunda de manera permanente o intermitente”. Como se cubre de agua con asiduidad, el suelo se satura quedando sin oxígeno  como un lugar intermedio entre lo que conocemos como un sistema puramente terrestre y el acuático.

Marjal Pego-Oliva

Cuando hablamos de “humedales” no nos estamos refiriendo sólo al agua, sino a la humedad que hay en esos terrenos, por lo que hablamos de “ecosistemas húmedos” sin atender a la cantidad de agua que pueda haber en ellos, ni a si esas aguas son subterráneas o están en la superficie. Así, llamamos humedales a diversos tipos de zonas geológicas, como son las ciénagas, los esteros, las marismas, los pantanos, las turberas o los manglares..

En el año 2011, 160 estados miembros de todo el mundo se habían sumado a dicho acuerdo, protegiendo 1950 humedales, con una superficie total de 190 millones de hectáreas, que, por estar en la “Lista Ramsar” son de importancia internacional​. Y los países miembros se reúnen cada tres años para “evaluar los progresos y compartir conocimientos y experiencias “.Actualmente dicha lista consta de 1900 lugares que se conocen como “sitios Ramsar”, que cubren una superficie de 1.900.000 kilómetros cuadrados.

El país con mayor número de sitios Ramsar es Reino Unido con 169, pero el que tiene más áreas de humedales listados es Bolivia. España está en el número 67 en áreas listadas, con 68 sitios declarados Ramsar de los cuales siete están en la Comunidad Valenciana, y son : El Parque natural de La Albufera, Parque natural de El Hondo, Parque natural de las Lagunas de La Mata y Torrevieja. Marjal de Pego y Oliva, Parque natural del Prado de Cabanes-Torreblanca y Parque natural de santa Pola.

La Albufera

Aquí me emito a un post publicado en este blog el   26 de marzo de 25020  con el título “EL CABEZO DE LA SAL DE PINOSO Y LAS SALINAS DE TORREVIEJA”, que copo a continuación.

En la provincia de Alicante son muy famosas las Salinas de Santa Pola y las Salinas de Torrevieja, pero, aunque ambas puedan perecer lo mismo, no lo son en absoluto dado que , mientras en las salinas de Santa Pola se extrae sal marina de época  actual, en las salinas de Torrevieja se extrae sal de unas salinas de hace 232-208 millones de años.

La pregunta es : ¿Cómo? ¿Salinas de hace tanto tiempo? ¿De qué me estás hablando? Como esto es un post seré muy breve, y necesita su pequeño acto de fé, aunque adjunto referencias. Bien. El Cabezo/ Cabeçó de la Sal de Pinoso empezó su vida como una salina muy parecida a las salinas que se dan hoy en el Golfo Pérsico de manera natural, llamadas Sabkhas. Estas playas se dan en entornos muy áridos, y se dieron aquí en Alicante hace mucho tiempo, en esa época en que aún existía Pangea, (en su teoría, Wegener, explicó que hace millones de años los continentes se encontraban unidos en un supercontinente al que llamó Pangea; y en él, Alicante jugó su papel de zona costera, como hoy en día.

Y será en estas playas súper calientes donde empiece a depositarse la sal, el yeso y las arcillas cargadas de hierro, por eso se ven mucho arcillas rojas en Alicante. Con el tiempo ese mar retrocedió y volvió a subir, por lo que esa sal se enterró . Empezó a calentarse, y ya no era una roca normal, que se rompe ; ahora esas sales eran como la pasta de dientes, muy calientes, a presiones muy grandes, con kilómetros de roca sobre ellas. Y ahí quedó, hasta que África empezó a empujar. Una vez que todo empezó a deformarse, a levantarse sierras, como Aitana, la Sierra del Cid, y todas esas sierras que delimitan la Vega Baja – que si te fijas en un mapa están alineadas – es esa sal la que por fracturas empezó a subir y a brotar como un “chapapote” petrolífero, formando un enorme “pegote” en lo que hoy es Pinoso.

Salinas de Torrevieja- La Mata

Actualmente esa sal, sal mineral, se explota, se mete agua a presión y se centrifuga para formar una salmuera, que es enviada por un salmueroducto hasta Torrevieja, donde se deja evaporar hasta conseguir la preciada sal.

Es un sitio francamente espectacular puesto que hay rutas en las que te puedes meter en cuevas de paredes de sal y conocer el funcionamiento de la dinámica de la Tierra, que conforma nuestro entorno. En esta extrusión de sal, que nosotros llamaremos “diapiro“, también hay piedrecitas preciosas como cuarzos de diferentes colores, naranja, negro, amarillo, etc, o rocas de sal. El Cabezo de la Sal es uno de los mejores ejemplos didácticos a nivel europeo para conocer este tipo de estructuras, muy importantes a nivel industrial desde tiempos inmemoriales, pues del yeso los romanos sacaban los “cristales” para sus ventanas, o los canteros del medievo el alabastro.

Cada 2 de febrero se celebra El Día Mundial de los Humedales

Desde el año 1700, la humanidad ha destruido el 87% de los humedales del planeta.5​ Desde el año 1900, la humanidad ha destruido el 64% de los humedales.5

En definitiva, es un lugar muy singular para poder aprender del planeta en el que vivimos, que bien merece un reconocimiento.

Carlos Mira-Perceval

Referencias Cabo, F. O., & Mur, J. J. P. (1983). Origen marino de la sal triásica del domo de Pinoso (Alicante, España). Acta geológica hispánica, 18(2), 139-145.

Cerdá, J. A., del Mar Fresno, M., Gómez, M. A., Monzó, J. C., & Sánchez, C. (2004). El Domo salino de Pinoso. Itinerarios geológicos por la provincia de Alicante para su utilización en Bachillerato (Alfaro, P., Andreu, JM, Estévez, A., Pina, JA y Yébenes, A. Eds), 185-208.

Geolodía 2012: https://dctma.ua.es/es/documentos/geolodia/geolodia-2012.pdf

Monzó-Giménez, J. C., García del Cura, M., & Martínez-Martínez, J. (2017). El Monte Cabezo de la Sal de Pinoso (Alicante, España): Patrimonio Natural.

Moreno, J. M., & Ortiz, M. I. L. (2008). De actividad industrial a patrimonio cultural y ambiental: Las Lagunas de Torrevieja y La Mata (Alicante). Boletín de la Asociación de Geógrafos Españoles, (47)

Dejar un comentario

Privacy Preferences
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.