CALABAZA DE TATI

Por Alejandra Rubio

Hoy, preparando la calabaza, he vuelto a mi infancia ,cuando en casa de mi querida Tatí, nos poníamos a preparar las calabazas que nos traía Ton cada temporada. Conforme se iban asando, la cocina se iba llenando de un aroma que te hacía asomarte cada poco al horno a comprobar si ya estaban terminadas para comértelas sin esperar ,si quiera, a que se enfriaran. Siempre me han gustado sus distintas formas y , sobre todo, sus gamas de colores que van de los anaranjados a los marrones pasando por los los distintos tonos de amarillo.

INDREDIENTES :

1- Una calabaza redonda 2- Azúcar a gusto

ELABORACION:

1- Cortamos la calabaza por la mitad a lo ancho, no en vertical 2- le quitamos las pipas que tenga y le hacemos dos o tres cortes en su carne 3- Espolvoreamos el azúcar que queramos o nada ya que la calabaza es dulce en sí misma, pero con azúcar está mejor 4- La metemos en el horno precalentado a 180 grados y la dejamos hasta que coja un color naranja oscuro , como caramelo , o , si al pinchar su carne vemos que está muy blandita y jugosa ( ¡Ojo! no dejar que se queme el azúcar que quede por encima)

¿Cómo una calabaza que parece tan “simple” y que muchas veces ha sido objeto de burla o para indicar algo negativo, cómo puede convertirse en un alimento tan nutritivo , sabroso y encima aromatizar toda la casa durante días?

¡¡Espero que la disfrutes!!

Dejar un comentario

Privacy Preferences
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.